Tomás Nevinson

Tomás Nevinson
Editor: 
Alfaguara
Año: 
2021
Categoría: 
Tipo de usuario: 
Autor: 
Marías, Javier

TOMAS NEVINSON

 

Nº de páginas: 688
Idioma: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788420454597
Año de edición:  2021
Plaza de edición: Barcelona
 
1
Tras la aclamada Berta Isla, llega la nueva y esperada novela de Javier Marías. Una intriga absorbente sobre quienes nunca olvidan. «Quizá Tomás Nevinson sea la mejor de cuantas Javier Marías ha publicado hasta ahora.» José-Carlos Mainer, El País «Yo fui educado a la antigua, y nunca creí que me fueran a ordenar un día que matara a una mujer. A las mujeres no se las toca, no se les pega, no se les hace daño...» Dos hombres, uno en la ficción y otro en la realidad, tuvieron la oportunidad de matar a Hitler antes de que éste desencadenara la Segunda Guerra Mundial. A partir de este hecho, Javier Marías explora el envés del «No matarás». Si esos hombres quizá debieron disparar contra el Führer, ¿cabe la posibilidad de hacerlo contra alguien más? Como dice el narrador de Tomás Nevinson, «ya se ve que matar no es tan extremo ni tan difícil e injusto si se sabe a quién». Tomás Nevinson, marido de Berta Isla, cae en la tentación de volver a los Servicios Secretos tras haber estado fuera, y se le propone ir a una ciudad del noroeste para identificar a una persona, medio española y medio norirlandesa, que participó en atentados del IRA y de ETA diez años atrás. Estamos en 1997. El encargo lleva el sello de su ambiguo ex-jefe Bertram Tupra, que ya, mediante un engaño, había condicionado su vida anterior. La novela, más allá de su trama, es una profunda reflexión sobre los límites de lo que se puede hacer, sobre la mancha que casi siempre trae la evitación del mal mayor y sobre la dificultad de determinar cuál es ese mal. Con el trasfondo de episodios históricos de terrorismo, Tomás Nevinson es también la historia de qué le sucede a quien ya le había sucedido todo y a quien, aparentemente, nada más podía ocurrir. Pero, mientras no terminan, todos los días llegan... 
 
Sin votos (todavía)